×
Menu

PLA 3D850

La popularidad del PLA radica en el hecho de que es fácil de imprimir, no causa malos olores y es respetuoso con el medio ambiente. Sin embargo, las composiciones genéricas del PLA tienen sus contras: en general, las composiciones del PLA que encontramos en el mercado actual, muestran temperaturas de distorsión bajas, un alto coeficiente de fricción y un bajo índice de fluidez en caliente.

Estas características se traducen en unas impresiones 3D más rígidas y delicadas, que son más difíciles de extrusionar y fáciles de fracturar. Para superar algunos de los problemas del PLA y con el fin de mejorar los resultados de la impresión 3D, NatureWorks, respaldada por años de experiencia en la industria de los polímeros, creó la resina PLA Ingeo 3D850.

PLA 3D850.

En primer lugar, el índice de fluidez en caliente es mayor que el del PLA estándar o del plástico ABS. Un alto índice de fluidez en caliente, a menudo, implica un coeficiente de fricción más bajo. Este alto índice de fluidez en caliente aporta una gran ventaja debido a que los motores de extrusión tienen que trabajar menos para extrusionar la misma cantidad de filamento (es decir, se imprime más rápido). También conlleva las ventajas añadidas de una temperatura de operación de la extrusora más baja, un menor desgaste de los componentes y una menor probabilidad tanto de fallo en los engranajes de la extrusora como de la división del filamento en ocasiones cuando hay contrapresión en el extremo caliente.

Cuando observamos un espectro más amplio de filamentos de impresoras 3D, es habitual ver que los materiales que cuentan con una alta resistencia al impacto manifiestan una baja resistencia a la tensión (y viceversa). Podemos apreciar que existe una relación de compensación entre la resistencia al impacto y la resistencia a la tensión y que es poco común encontrar filamentos que demuestran ambas propiedades simultáneamente.

A continuación, echemos un vistazo al módulo de elasticidad del 3D850 (es decir, la tendencia del material de flexionar cuando se le somete a una presión).

Entonces, ¿qué significa tener un alto módulo de elasticidad en la impresión 3D?

Supone que la impresión de estructuras largas y delgadas tendrá menos desviación y no flexionará cuando se le someta a una carga, eliminando así la necesidad de usar soportes o bases gruesas.

Uno de los problemas más grandes del PLA es la baja temperatura de termodistorsión (HDT). El HDT es la temperatura a la cual un polímero o plástico se deforma bajo presión. Históricamente, cuando las impresiones requirían una alta resistencia térmica, el plástico ABS era el mejor material disponible. Hoy día, el HDT del 3D850 es de unos asombrosos 144°C, lo cual significa que sufrirá deformación mínima (o nula) por debajo de esa temperatura. Cuando lo comparamos al plástico ABS típico y al PLA, con sus valores de 85°C y 50°C respectivamente, hay que reconocer que la termoresistencia es un aspecto que ha mejorado mucho.

Desde el punto de vista del uso, los filamentos creados con la resina 3D850 presentan otras mejoras como una excelente adhesión sobre superficies de impresión, un rasgo que optimiza la calidad de la primera capa y minimiza el riesgo de la deformación. A esto se le suman una contracción nula de las piezas impresas, así como una ausencia de olor durante el proceso de extrusión.

En definitiva, el 3D850 demuestra que la relación de compensación entre la resistencia a la tensión y la resistencia al impacto puede evitarse, para dar, en su lugar, unas impresiones PLA de altas resistencias a la tensión y al impacto. Nuestro filamento PLA Super Premium Series está diseñado para ofrecer impresiones duras y termoresistentes, análogas a las de ABS, pero sin sus desventajas.